En la noche de ayer, estuvimos con el Club Patín Nemas, en su Festival de Navidad. Un club maravilloso cuyos componentes, tanto dirigentes como también padres y madres, forman, con todos sus chicos y chicas, una gran familia en la que cada uno de ellos arrima el hombro y, juntos, aportan ilusión y trabajo para seguir adelante engrandeciendo, cada vez más, el patinaje artístico en Güímar. Un hermoso deporte.
Muchísimas felicidades y a seguir con la extraordinaria labor que vienen desarrollando desde hace tiempo.