El Excmo. Ayuntamiento de Güímar, a través de su Concejalía de Bienestar Social, dirigida por Socorro González, ha procedido a la constitución de la Mesa Intersectorial de la Salud, instrumento de colaboración transversal entre los diversos sectores involucrados y que contarán con el objetivo principal de crear un marco de salud globalizado en todos los ámbitos y políticas a nivel local, contando con la Técnico de Juventud de esta Casa Consistorial, Natalia Brito, como coordinadora designada de la misma.

La Mesa Intersectorial de Salud ha sido conformada en su primera convocatoria por un equipo de trabajo en el que intervienen distintos agentes integradores tanto de la corporación local, mediante las áreas de Urbanismo, Transporte, Deportes y Medioambiente, así como de otras entidades locales, como la directora del Centro de Salud de Güímar, directoras y directores, junto con las A.M.P.A.S. de centros educativos del municipio; procediéndose a su extensión en próximas convocatorias según el propio desarrollo de los temas a desarrollar en la propia mesa.

«Nuestra compromiso de promocionar la salud y su prevención en la localidad mediante un sistema coordinado entre los diversos agentes intervinientes es rotundo. Por ello, materializamos nuestro objetivo en la adhesión del municipio a la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el Sistema Nacional de Salud(SNS), iniciativa promovida por el Ministerio de Sanidad, el Gobierno de Canarias y las Federaciones Canarias de Municipios y de Cabildos (FECAM y FECAI), y la cual permitirá formar parte de la red de municipios promotores de la salud, pretendiendo con ello optimizar los recursos de los que disponemos y aunar fuerzas entre todos, principalmente, desde la corporación local como garante del bienestar social de sus ciudadanos» – comenta la edil del área, Socorro González.

Cabe recordar que esta estrategia propone el desarrollo progresivo de intervenciones identificadas como buenas prácticas, basadas en la evidencia científica, y claramente dirigidas a promocionar la salud, prevenir las enfermedades, las lesiones y la discapacidad, actuando de manera integral sobre factores como la actividad física, la alimentación, el tabaco, el alcohol, el bienestar emocional, teniendo en cuenta en todo momento los entornos en los que vive la población y contando con la premisa básica de la universalidad en las intervenciones a realizar.