En el día de ayer, conocimos los datos correspondientes a la recaudación tributaria, en cuanto a los tributos locales, una vez finalizado el periodo de pago voluntario el pasado 30 de octubre.

Analizados los datos y contextualizados en un momento tan complicado como el que llevamos viviendo, mucho tiempo ya, como sociedad debido a la pandemia, que ha generado una relevante crisis no sólo sanitaria sino también económica dentro de muchisimos hogares, ciertamente no podemos más que agradecer a la ciudadanía la responsabilidad y buen hacer demostrados a la hora de cumplir con sus obligaciones fiscales.

Y es que, teniendo en cuenta las circunstancias, las cifras de recaudación en Güímar son positivamente destacables. Así, por ejemplo, la recaudación ha experimentado este año un descenso, en comparación con el año 2019, de, únicamente, en torno al 6% en el Impuesto sobre Bienes inmuebles Urbano (IBI) y al 1% en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

El Grupo de Gobierno Municipal ha mostrado su satisfacción por los resultados recaudatorios obtenidos, que superan las mejores previsiones que teníamos al respecto.

“Nuestro municipio ha llevado a cabo un esfuerzo fiscal y tributario ejemplarizante, donde los niveles de pago de manera voluntaria han rozado los mismos que en el año 2019, lo cual dice mucho a favor de los ciudadanos y el cómo han estado a la altura de las circunstancias de forma muy responsable y sabedores de la necesidad de contribuir, para que pueden seguir prestándose los servicios públicos de la manera más óptima posible”.