Son varios los colectivos para los que no podemos tener más que palabras de agradecimiento y admiración.
Uno de esos colectivos es PROTECCIÓN CIVIL. Con mayúsculas, con letras grandes, como grandes son todos y cada uno de sus voluntarios y voluntarias.
GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.