El municipio celebra los días 12 y 13 de junio la esperada festividad de ‘Los San Antonios’, como bien saben los vecinos del barrio Los Majuelos (San Pedro Abajo), que abren sus altares, con San Antonio de Padua como protagonista, para acoger a cuantas personas se acercan en estos días.

Durante la jornada de mañana, 12 de junio, víspera de San Antonio de Padua, tendrá lugar la apertura de los altares a partir de las 17:00 horas. Posteriormente, a las 19:00 horas, se celebrará la misa en su honor en la capilla de San Pedro Abajo, continuándose la festividad con el tradicional recorrido y bendición de los altares, disfrutando en el acto del pasacalle de la Banda juvenil de Güímar.

En cuanto a la jornada del jueves, día 13, se dará apertura a todos los altares, los cuales abarcan diferentes puntos, como son:

  • Jonás Pérez (c/ San Pedro Abajo, 20).
  • Mayordomía Familia del Rosario (capilla de San Pedro Abajo).
  • Manuel García (c/ La Laguna, 28).
  • Antonio Manuel González (c/ Vera de Abajo, 16).
  • Jesús González Bethencourt (c/ El Calvario).
  • Pedro Lugo Reyes (pasaje Isidro Ramos, trasera de El Calvario).
  • Aitor Manuel Díaz Pérez (1º callejón, c/ Lomo del Molino).
  • Francisco Javier González Delgado (c/ Calvario 36, Las Tanquillas).
  • M ªIsabel Torres Hernández (c/ Lomo del Molino, 2).
  • Jonathan Jesús Gómez Lugo (local AA.VV. San Pedro Abajo).
  • Javier Eloy y Fori (c/ Cantautor Pedro Guerra, 2).
  • Pedro Damián Hernández (avda. Tomás Cruz, 16).
  • Antonio y Yaiza Espinel (c/ El Socorro, callejón 2, 19).
  • Sergio Hdez. y familia (c/ Hermanos Inglesco de Piombino, 10).
  • Juana Bethencourt Coello (c/ El Socorro).

Asimismo, se podrá disfrutar de otros altares del municipio en ubicaciones como:

  • Elpidio Armas (avenida Marítima, 117, El Socorro).
  • Familia Galdona Luis-Lukashyk (c/ San Pedro Arriba 3 lateral, 4).
  • Hipólito Glez. Delgado (c/ San Pedro Arriba, 14).
  • Familia Pérez González (c/ Honduras 33, Fátima).

El origen de esta devoción al santo portugués y sus altares se pierde en el tiempo. Es lógico pensar que tras la Conquista de Tenerife, las familias portuguesas que se establecieron en el municipio dejaran alguna huella, siendo destacable el 27 de febrero de 1500, fecha en la que Alonso Fernández de Lugo concedió una data a los hermanos Blasino y Juan Felipe Inglesco de Piombino, donde se les encargó la construcción de un ingenio azucarero en tierras güimareras, trayendo personal de la isla de Madeira para realizar este tipo de trabajo y, por tanto, su asentamiento en estas tierras, no siendo extraño que introdujeran la devoción a San Antonio de Padua en este proceso, extendida con verdadero arraigo en el barrio de Los Majuelos, siendo difícil, en la actualidad, encontrar una vivienda que no conserve una imagen o un cuadro del Santo.

Disfrutemos de nuestras tradiciones.