Recientemente, el Excmo. Ayuntamiento de Güímar, a través de su Concejalía de Bienestar Social, con Socorro González al frente, y Actividades Educativas, Formativas y Psicopedagógicas, Forma-T, S.L. suscribían el nuevo contrato administrativo referente al ‘Servicio técnico interdisciplinar del Centro Ocupacional Andrés Llarena’ establecido inicialmente por 1 año, con posibilidad de prórroga.

El objetivo de los centros ocupacionales, centros en horario diurno que atienden a personas con diversidad funcional, es el mantener o mejorar su nivel de autonomía personal y apoyar a las familias o cuidadores facilitando el respiro familiar y la permanencia de la persona en su domicilio. En ellos, se desarrollan actividades de terapia ocupacional, habilidades prelaborales y habilitación psicosocial para las personas con diversidad funcional con dificultad para integrarse en un centro especial de empleo o un empleo ordinario, contando las personas usuarias de este centro con una gran autonomía.

Por ello, para garantizar dicho objetivo, la estructura del equipo interdisciplinar de apoyo a dicho centro contará con una plantilla que comprende diversas funciones y entre las que se encuentran 2 cuidadores, 1 logopeda, 1 terapeuta ocupacional, 1 fisioterapeuta, 1 monitor deportivo, así como un monitor de teatro, cubriendo todos ellos la ejecución de las operaciones de apoyo necesarias en las actividades básicas, como la higiene; el mantenimiento de las capacidades motoras, la facilitación al usuario de la comunicación y lograr un nivel óptimo de interacción y relación, y promover el mantenimiento de capacidades psicofísicas así como unos adecuados hábitos de vida, entre otras cuestiones.

Además, dentro de las mejoras ofertadas en la contratación, se cuenta con el proyecto de ‘Respiro Familiar’ para los usuarios del centro ocupacional, permitiendo que personas dependientes formen parte en actividades culturales, deportivas y educativas que proporcione tiempo de descanso al cuidador habitual, mejorando o aliviando situaciones personales o familiares que se intensifican o nacen del cuidado intensivo ofrecido.

La dirigente del área, Socorro González, considera de «suma importancia garantizar un servicio técnico interdisciplinar que cubra las necesidades que requiere un centro ocupacional, no solo para las personas usuarias del mismo, ya que gran parte de su desarrollo depende de él, sino también para garantizar el bienestar de las personas cuidadoras ya que adquieren un compromiso personal que debe ser compensado con este tipo de ayudas».