La festividad de San Antonio Abad, celebrada el pasado fin de semana, los días 27 y 28 de enero, es una de las fiestas más esperadas del año, ya que Güímar cuenta con un marcado carácter agrícola y ganadero. Por ello, el Excmo. Ayuntamiento de Güímar, a través de su Concejalía de Cultura, con David Román al frente, preparaba un variado programa de actos.

En cuanto a los actos conmemorativos de este día a realizar en el casco histórico de la ciudad de Güímar, daban comienzo en el Barranco de Guaza el sábado 27, con la tradicional carrera de sortijas a caballo, que cada año suma adeptos a la misma.

Durante la jornada del domingo, los animales adquirieron todo el protagonismo que merece tal festividad no solo con la exposición de animales de granja, compañía, deportivos y exóticos, sino también siendo acompañados los visitantes por sus propias mascotas.

 

Desde primera hora de la mañana Güímar era transitada por vecinos y vecinas, así como turistas, que no dudaron de disfrutar de cada uno de los rincones de la ciudad. La plaza y el patio del Ayuntamiento, así como las principales calles, se convertían en toda una muestra de animales comunes, así como de lo más exótico, contando incluso con una exhibición de aves rapaces y tiro con arco en la Plaza del Obispo, que contó con un gran número de observadores.

Güímar disfrutaba de una jornada festiva al ritmo de pasacalles de la Banda de Gran Canaria, estando acompañados en todo momento con ‘Papahuevos’ y personajes animados, que no dudaban en saludar a cuantas personas se encontraran a su paso, recorriendo no solo las calles centrales sino también la Feria de Artesanía, el propio Mercadillo del Agricultor, en esta ocasión situado en la Plaza de San Pedro, y la zona infantil.

Tras la venia de los Bailarines de San Andrés (El Hierro) a la imagen de San Antonio Abad en la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán, tenía lugar la solemne Eucaristía en su honor con la participación de la Asociación Musical y Vocal Amigos del Arte, aprovechando el momento los Ganaderos de San Antonio Abad para rendir homenaje a D. Juan Reyes Torres.

Después llegaba el momento más esperado del día, la bendición de los animales en el pórtico de la Parroquia y posterior procesión de San Antonio Abad por las calles centrales, en la que estuvo acompañado por la Banda Municipal de Música, los Bailarines de San Andrés (El Hierro) y los restantes grupos folklóricos que forman parte de la cultura güimarera, poniendo colofón a esta jornada el baile de romeros al ritmo de la orquesta ‘Tropin’.

*Imágenes facilitadas por Elena Díaz y Kevin Rodríguez & Photography.