El pasado mes de septiembre daba inicio el Proyecto Rebumbio, un programa de actuación que ha sido posible gracias al convenio realizado entre el Instituto Insular de Atención Social y Sanitaria ‘IASS’, y el Excmo. Ayuntamiento de Güímar, a través de su Concejalía de Bienestar Social, Educación, Juventud y Sanidad, dirigida por Socorro González.

De cara a cerrar el presente año, se ha procedido a una evaluación interna en la que han participado la citada edil, Socorro González, y los diversos agentes que conforman el proyecto, el cual es coordinado por el propio Excmo. Ayuntamiento y gestionado por Proyecto Hombre, Patricia García Ojeda y Bencomia Educación Ambiental, debido a que se ha estructurado en tres partes: ‘Campañas de sensibilización y concienciación realizadas por los propios jóvenes hacia su grupo de iguales y publicación en general’, ‘Intervenciones directas con adolescentes en diferentes temáticas de protección y prevención’, titulado ‘Valores en juego’, y ‘Acciones de capacitación juvenil desde la formación y acciones de dinamización comunitaria que mejoren su calidad de vida’, designado ‘Formación y dinamización comunitaria’, respectivamente.

Tras una minuciosa evaluación sobre la repercusión que ha logrado el proyecto en este trimestre, ha sido calificado como ‘un verdadero éxito’, aprovechando los agentes para resaltar ‘la importancia que tiene el mismo para la comunidad educativa’, además de ‘el buen comportamiento mostrado en todo momento por parte del alumnado, felicitándolos por ello’.

El Proyecto Rebumbio consiste en una propuesta de intervención socioeducativa enfocada en la zona de la urbanización Francisco Afonso Carrillo como contexto comunitario y, exactamente, el I.E.S. Güímar como contexto educativo formal de referencia, teniendo como base la puesta en marcha de un tejido social, a través de agentes sociales y educativos, unidades familiares y, grosso modo, población general, que actúe en favor de la prevención de conductas de riesgo y en la mejora de la calidad de vida de los y las jóvenes, así como de su entorno.

Este proyecto socioeducativo pretende promover la participación social de los y las jóvenes, principalmente, vinculados a un entorno educativo y comunitario que les influye y del que forman parte, generando actividades de sensibilización, formación y ocio alternativo que partan de sus propios intereses y necesidades.