El pasado 11 de diciembre, Acufade presentaba su proyecto ‘El tren de la felicidad’, de la mano de su directora, Elena Felipe, en el Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife, ante la atenta mirada de más de 280 cuidadoras y cuidadores no profesionales.

En el acto, se contó con la presencia del viceconsejero de Políticas Sociales, Francisco Gaspar Candil, la directora de Dependencia, María del Carmen Marrero, así como también estuvo presente Socorro González, edil de Bienestar Social, Educación, Juventud y Sanidad del Excmo. Ayuntamiento de Güímar, acompañando en este importante día a todos los presentes, entre los que se encontraban diversas cuidadoras del municipio, el cual cuenta con sus propia vocalía de Acufade.

En dicho encuentro, se presentaba el proyecto ‘El tren de la felicidad’, acciones que brindan momentos, y los cuales los familiares y cuidadoras/es tienen a su disposición con el único objetivo de desconectar, llenarse de energía, compartir y aprender de las experiencias de cuidar, siendo una verdadera red de grupos de ayuda mutua que se ha ido creando en la isla, y en el que Güímar cuenta con parada para subirse a él.

Asimismo, se procedió a la presentación de una plataforma web de ayuda en red para aquellas personas que cuidan a personas con dependencia, especialmente a aquellas que padecen algún tipo de demencia.

Acufade (Asociación de Cuidadores/as, Familiares y Amigos/as de Personas con Dependencia, Alzheimer y otras Demencias), es una asociación sin ánimo de lucro que surge de un proceso de intervención comunitaria y coordinación sociosanitaria que daba comienzo en el año 2001, pero que comenzaba formalmente el 27 de septiembre de 2005 como asociación, una asociación formada por un grupo de mujeres y hombres, de cuidadoras/es y amigos/as, de profesionales y familiares, que se unían con la finalidad de mejorar las condiciones de vida de las personas mayores, las personas dependientes así como de sus familias y cuidadoras/es.

Acufade aspira a convertirse en una organización referente, una organización en constante proceso de mejora, que trabaje día a día por la dignidad de las personas mayores y las personas dependientes, como también de sus familiares y personas que se encargan de los cuidados; además de esforzarse por conseguir la satisfacción laboral y profesional de todo el equipo humano que conforma la asociación, fomentando un ambiente de diálogo y compañerismo, teniendo como ejemplo el propio proyecto presentado ‘El tren de la felicidad’.