‘El Cabildo licitará, por 2.621.119 euros, la obra a realizar en los 1.022 metros que separan la autopista de la localidad, donde habrá una acera de tres metros y solo una parada de guaguas.

Los 1.022 metros lineales que forman el trazado de la TF-61 desde la Autopista del Sur hasta El Puertito de Güímar cambiarán y mejorarán tanto su diseño como la seguridad para el tráfico y los peatones. El Cabildo dispone de un proyecto cuya licitación se realizará por 2.621.119 euros, si bien aún está pendiente de que los seis propietarios del suelo afectado por esta actuación den su beneplácito.

“Acondicionamiento de la carretera insular TF-61 desde el kilómetro 3,440 al kilómetro 4,460 de acceso al Puertito” es el nombre oficial de este proyecto que sustituirá por una las dos curvas unidas por una pequeña recta que se encuentra en el inicio del tramo de la carretera afectada. Además, se rectificará la tercera curva del recorrido.

Además de la mejora de la plataforma para el tráfico viario, se dotará a la carretera de una franja ajardinada de 1,5 metros de ancho y de una acera de tres metros de ancho. Un dato más, y relevante para la zona, es que las paradas de guaguas existentes a lo largo de este kilómetro se sustituirán por una única pareja de dársenas próximas al enlace de la autopista, siguiendo así las instrucciones emanadas desde el área de Transportes del Cabildo.

Los trabajos tendrán una duración de ocho meses una vez que se proceda a levantar el acta de replanteo. Aunque la Corporación insular debe resolver antes el procedimiento normal de disponibilidad del suelo y de licitación, no se descarta que la actuación se realice durante el año 2018.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Güímar, Francisco del Rosario, tiene en este proyecto “una de las iniciativas más ilusionantes para esta concejalía y para el municipio”, teniendo en cuenta que se trata de una actuación “muy relevante para una localidad en pleno proceso expansivo que concentra una importante cifra de población y que es uno de los focos más atrayentes”.

Independientemente de que la carretera a El Puertito precise una intervención de adecentamiento, “también se trata de completar la obra que se ejecutó desde Puzol hasta el cementerio municipal, en sentido hacia el casco urbano de Güímar”. Fueron 2.270 metros lineales de vía en los que el Gobierno de Canarias invirtió más de seis millones de euros modificando parcialmente el trazado, haciéndolo menos sinuoso y más seguro, además de dotándolo de cuneta evacuadora de aguas pluviales, zona peatonal, carril-bici y varias rotondas en puntos estratégicos del recorrido, como en Puzol y el enlace hacia Los Llanos (área agraria y de extracción de áridos). Todo ello completado con a barrera vegetal.

Francisco del Rosario considera que el proyecto que se desarrollará desde la autopista hacia la costa “es fundamental” para El Puertito de Güímar en su plan de desarrollo, además de tratarse de un paso para ir completando la red viaria que precisa esta localidad, el segundo núcleo más poblado del municipio “y el foco de atracción residencial de la comarca que precisa de unos servicios a pleno rendimiento y acorde con la importancia del lugar”. Es un proyecto “esencial”, insiste el concejal de Urbanismo, quien aclara en que es una obra a desarrollar por el Cabildo de Tenerife.’

 

*Información e imagen extraídas del periódico El Día (edición impresa 12.11.2017).