Debido a las roturas del pavimento existente en el municipio, se ha considerado necesario realizar trabajos de mantenimiento y conservación del firme asfáltico, de lo cual es sumo conocedor de ello la Concejalía de Servicios Municipales, dirigida por la edil Verónica Jorge, la cual dispone de la plena colaboración de la Concejalía de Participación Ciudadana, con Gustavo Pérez al frente, trabajando previamente con una planificación a través de reuniones vecinales, en las que se hacen eco de las mejoras posibles gracias a las aportaciones que brindan como mejores conocedores de las incidencias en los barrios.

El Plan de rebacheo 2017 de las vías públicas del municipio, tareas de mantenimiento y conservación que se emplean para subsanar el deterioro de las mismas por su uso constante, así como las inclemencias del tiempo, requiere el uso de determinadas mezclas asfálticas en caliente para su reparación, mezclas que incluyen una combinación compleja de betún asfáltico, áridos con granulometría continua, polvo mineral y, eventualmente, aditivos, de manera que todas las partículas del árido queden recubiertas por una película homogénea del ligante, requiriendo con ello un proceso de fabricación y puesta en obra a realizarse a una temperatura muy superior a la del ambiente, un proceso delicado que debe realizarse por profesionales en la materia.

Por ello, este suministro de mezclas o asfalto caliente para las vías públicas del municipio ha sido adjudicado, tras 6 meses de tramitación para cumplir con los pliegos de condiciones que exige la mesa de contratación, a la empresa TEN-ASFALTOS S.A., un proceso de licitación  en el que el presupuesto base del mismo ascendía a un importe total de 60.000 €, y en el que finalmente se ha realizado su adjudicación por el importe total de 56.000 € anuales, siendo la empresa que más se ha ajustado a las necesidades del área y a las condiciones administrativas, pudiendo ser prorrogado el servicio por 4 años más.

Las tareas de mantenimiento y conservación que se realizarán desde este Plan de rebacheo 2017 asumido por la Concejalía de Servicios Municipales, contando con la colaboración del área de Participación Ciudadana, traen consigo el principal objetivo de mejorar notablemente la circulación en las carreteras o caminos del municipio, para así otorgar mayor seguridad en el tránsito de los mismos.

La edil Verónica Jorge aprovecha para «agradecer la implicación que están mostrando los vecinos y vecinas del municipio por medio de la colaboración en dichas asambleas, siendo un valor añadido a los trabajos a desempeñar, trabajos que repercutirán en todo el municipio».