Como viene siendo costumbre desde hace años, el mes de julio es el elegido por el C.O. Andrés Llarena para acercarse con los usuarios del mismo a la costa del municipio, para así disfrutar durante dos días a la semana, exactamente, martes y jueves, de unas jornadas en la playa, las cuales han concluido esta semana, donde la diversión, la buena compañía y la desconexión son los mejores aliados.

Estas jornadas no solo son ventajosas a nivel de disfrute y ocio, sino también como medio terapéutico ya que ofrece múltiples beneficios tanto físicos como psicológicos, siendo un verdadero método de relajación para los usuarios, que no dudan ni un segundo en disfrutar la experiencia.

Desde la Concejalía de Bienestar Social, dirigida por Socorro González, a través de su Plan estratégico ‘Tenemos un Plan’, se apoya este tipo de actividades tan beneficiosas para los usuarios del centro, ya que el objetivo general que se persigue desde esta área es la mejora de la respuesta que los distintos servicios dan a la ciudadanía, entre otros métodos, con la diversificación de la forma de prestar el servicio donde prevalece la visión de la persona usuaria, siendo un ejemplo el otorgado a través del Centro Ocupacional Andrés Llarena.